miércoles, 29 de diciembre de 2010

¿Por qué escribir un blog?

Una de las más brillantes alumnas que he tenido. Una de esas que  en breve me superarán, me lanzó hace unos días estas preguntas:

Profe, ¿por qué escribes un blog?

Profe, ¿Crees que a la gente le interesará? ¿No sería mejor comentar en facebook?

La verdad, en ese momento no supe que decir.

Hoy contestaré a la primera pregunta. Las otras las contesto otro día, pues me parecen muy interesantes.

Después de pensarlo he llegado a la conclusión de que en realidad existen varias razones. Voy a intentar apuntaroslas. A ver que tal me queda el tema. Ahí voy...


Porque no tengo tiempo. Así que cuanto menos tiempo tengo, más cosas me busco para hacer. Puede parecer un contrasentido, pero no lo es.

Porque es un hobby o afición. Siempre me ha gustado comunicar. Así que escribo un blog y voy dejando caer ideas, algunas merecen la pena y otras no. Pero por lo menos comparto mis pensamientos y mis inquietudes con otras personas, bien sean conocidas o anónimas.

Porque ahora lo que está de moda es el microbloging, llámale por ejemplo Twitter,  y las redes sociales, llámale Facebook o Tuenti. Con lo que un blog ha quedado como algo que puede estar en vías de transformación o incluso de extinción. Las bitácoras empiezan a ser entes del pasado, reciente pero pasado. Y esa idea me gusta. En poco tiempo los blogs pueden ser verdaderos clásicos. Obras de idealistas y soñadores.

Porque no llego a cubrir el itinerario de tutoría que me he programado, ya que tengo ahora mismo 33 alumnos y alumnas y ni de broma llego a atenderlos a todos como desearía. Con el blog puedo exponer ideas que en clase no me da tiempo. De esta forma el que quiere seguir las ideas lo hace y el que no quiere pues no está obligado. Así los que necesitan más acompañamiento pueden seguir algunas ideas que en clase quedan apuntadas pero no desarrolladas. Y los que no lo necesitan, la inmensa mayoría, seguramente ni pasaran por aquí, con lo que todos estamos contentos.

Porque me va bien para colgar páginas de matemáticas, deberes, tareas, trabajos voluntarios, hacer comunicados...

Porque es un sitio donde todos podemos aportar ideas que pueden ir muy bien para ir mejorando mi proyecto de educación y de coaching.

Porque tuve uno, me pasaba muy buenos ratos haciéndolo y tuve que dejarlo por causas ajenas a mi voluntad. Así que este no deja de ser una continuación mejorada de aquél.

Porque escribir es un ejercicio que entrena la mente. Y después de mi enfermedad del año pasado me fijé el objetivo de entrenarla para que volviera a ser la que fue. Ahora que ya ha pasado un año desde mi baja laboral observo que empiezo a ser el que fui. (Si vale, nada extraordinario, un tio normalito y poco más. Pero es que hasta el verano he andado como mucho al 50%, y os confieso que ha sido muy duro).

Porque es gratis, y las mejores cosas de la vida son las que tenemos cada día al alcance de nuestra mano y además son gratis.

Porque hay gente que durante mucho tiempo me ha animado a hacerlo. Y siempre han confiado en mi. No digo nombres para no dejarme a nadie, pero todos y todas sabeis quienes sois.

Porque esta será la primera fase sobre la que basaré mi futuro libro sobre la educación de nuestros días.

Porque me relaja.

Porque nadie me obliga.

De momento lo dejo aquí. Si surge alguna que se os ocurra a vosotros ya podeis ir diciéndolas.

Sed felices, y daros cuenta de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada