miércoles, 30 de marzo de 2011

Infoxicacion

Hace unos días pude contemplar el último anuncio de Mercedes Benz, el cual me pareció una maravilla. Dicho anuncio juega con varios estímulos dándole vueltas al concepto de infoxicación para al final dejarte claro lo que ya deberías saber: Que cuando piensas en un buen coche sólo piensas en un Mercedes. En mi opinión el anuncio es muy bueno por varias razones: No parece ser, y si es así lo disimula muy bien, un anuncio con un gran despliegue de medios. Más bien parece estar hecho en estudio, por lo que no debería ser muy caro y en los tiempos que corren, eso importa y mucho. Juega con conceptos actuales, pero  que se han posicionado en muchas edades y estratos sociales , con lo cual ya va preparando el terreno para futuros clientes. Y lo más importante: fija un idea en tu mente, "nadie lo duda, lo mejor es Mercedes". Interesante, muy interesante...Un excelente para los creativos. Bueno, muy bien, ahora que quede claro que nadie me da un duro por decir esto. Tan sólo es una opinión más y "no subvencionada".

A dónde yo quiero ir es a otro lugar.




¿Qué significa la palabra Infoxicación ? ¿Qué implica semejante palabra?.  Después de dar unas cuantas vueltas por la red y de escarbar un poquito ya estoy en condiciones de, sin lugar a dudas, anunciarlo mi propia versión del tema. (Modo irónico ON) :-)

Pues muy sencillo, es una traducción de la expresión en lengua inglesa information overload.

Esta expresión quiere decir sobresaturación de información o desbordamiento de información.

La cuestión no es baladí.  Un efecto perverso se da cuando no encontramos en la situación de querer buscar una información o idea en la red y no estamos seguros de encontrar una fiable, veraz, contrastada, lo cual puede incluso llegar a generar angustia en la persona. Nos hemos acostumbrado a esperar que Google provea todo lo que necesitamos, y por desgracia lo que hay en la primera página de Google no siempre es lo que nosotros estamos buscando. En ese sentido somos muy dependientes y primarios.
También podemos sentirnos sobrepasados al recibir cantidades enormes de información que nos saturan los diferentes dispositivos electrónicos, smartphones, tablets, pc's... Con la consecuencia de que estamos siempre dando vueltas a cosas, muchas de las cuales ni siquiera nos interesan, o nos aportan muy poco valor añadido.

A modo de ejemplo: No os voy a contar la cantidad de horas que he invertido en este blog, pero no para confeccionar las entradas, sino para hacerme con una buena blogoteca. Vaya por delante que esta es una afición, o si quereis un vicio, que absorbe mucho tiempo. Para confeccionar mi lista de blogs he debido buscar, leer, meditar, investigar, indagar, contrastar, posicionar, comentar, descartar, reflexionar... Y así hasta llegar al convencimiento de que a mi alcance tengo páginas o blogs de personas con ideas firmes, a menudo independientes, que no buscan crear una corriente de opinión sino que expresan reflexiones que aportan un alto valor añadido. No se trata de lo primero que se nos viene a la mente, para eso ya está Facebook, sino que las afirmaciones, o las dudas, primero han pasado por un proceso de criba mental, de reflexión, de maduración.Y cuando salen a la red ya están impregnadas de un barniz que las aleja de la mediocridad tan habitual en los medios de comunicación de carácter general. En ese sentido he de reconocer que en Twitter he encontrado un poderoso aliado para acceder a información ya contrastada por otros compañeros y compañeras. Con lo que comparto y aprendo a la vez. "El que vale, vale y el que no pa Facebook".

Otro ejemplo: A menudo solicito a el alumnado con el que tengo el placer de inteactuar en clase que me traiga una determinada  información. Por ejemplo, que significa la palabra "Álgebra", de dónde procede, quien la creó, y que es el "Álgebra" visto desde el punto de vista de un matemático, o de las matemáticas.

Parece fácil, ¿verdad? Pues no os quiero contar lo que me traen.  Si quereis podeis escribir en Google la susodicha palabra, a ver que me decís. Y si no quereis ya os lo pongo yo aquí . Tened en cuenta que no se trata de traer información por si misma, sino de explicarla en clase a los compañeros y compañeras, de entender lo que se trae uno entre manos. Os cuento un secreto, a menudo traen la información de la primera entrada, (Wikipedia), pero no saben discriminar lo que la Wikipedia les está diciendo. Con lo que no se produce el proceso de aprendizaje como este humilde profe hubiese deseado. Ya que lo interesante es que se produzca el descubrimiento y que ellos compartan la información sin que yo intervenga. Pero os soy sincero, esa opción, la cual es óptima, no siempre se da. Aunque sigo trabajando para conseguirlo.

Y aquí viene cuando uno se pregunta. ¿Sabemos los adultos, léase profes,  padres y madres, discriminar de forma positiva la información? ¿Saben nuestros queridos alumnos y alumnas,  nativos digitales, discriminar la información? ¿Nos sentimos desbordados?

Y la última pregunta y quizá la más difícil: ¿Es este blog un caso más de flagrante infoxicación?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada