martes, 22 de marzo de 2011

Y me sacan cantares

Dedicado a tod@s los que me ayudais a dar la clase, "dándome un toque" cuando me equivoco. Acordaros de hacerlo cuando llegue a daros la lata.


¿Habeis tenido alguna vez la sensación de que lo que dice el profe suena un poco a chino?

Yo sí, y no sé si porque mis profesores sabían demasiado o demasiado poco. Pero recuerdo mi época de estudiante como un constante delirio de personas que se suponía que daban clase. Bueno, no siempre era así. A veces aparecía un profesor o profesora de esos que sentaba cátedra y entonces uno disfrutaba como un enano.  Y entonces uno pensaba: "Por fin, uno que sabe enseñar". Pero no era lo más habitual. Recuerdo uno que se equivocaba a menudo, (casi tanto como yo), pero él nunca lo reconocía. Una compañera de clase solía corregirle, era una marisabidilla y a veces pasábamos un buen rato con las situaciones en las que ponía al profe. Claro que él también se las devolvía, porque no tenían piedad el uno con el otro. Era algo absurdo y que nunca acerté a entender.

En mi caso, cuando meto la pata, me río con mi alumnado y luego lo corregimos. Que ya sabeis que quién no se equivoca no aprende. Eso me hace más próximo, más humilde y denota que soy humano y despistado. Y es que me hago mayor, jajaja.
Os pongo este video de José Mota, que me ha hecho que me desternille un buen rato.



Es brutal este José Mota. Le debo tantas risas ya...

Sed felices

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada