domingo, 19 de mayo de 2013

Abrazos. (Un agradecimiento a los que os acordais de mi)

"Dedicado a los que callamos nuestra voz para después darlo todo con una mirada."

El otro día mientras estaba en clase se me ocurrió la frase que acabais de leer. Puede que os parezca una bagatela. El caso es que pensaba mientras mi alumnado hacía un examen... "Cuántos de nosotros y de nosotras callamos nuestra voz para después decir tánto con una mirada..."

En ese momento crucé mi mirada con una persona y no pude evitar sonreir para mis adentros. Para después seguir meditando de forma peripatética.

Al cabo de unos días llegué al absoluto convencimiento de que lo que necesita el mundo es algo más que amor. Estamos todos tan convencidos de nuestras mojigaterías que apenas nos miramos, o por decirlo desde otra perspectiva, apenas nos paramos a mirarnos los unos a los otros.

Hace unos días en mi casa se instaló un virus que nos pasó factura a todos. Una gastroenteritis fulminante que duraba dos días. Tan solo dos días, ni uno más. Pero os puedo asegurar que eran dos días de no ver la luz del sol. Uno por uno fuimos cayendo. Eso me hizo pensar en lo débiles que podemos llegar a ser. En lo expuestos que podemos llegar a estar. En ese momento estábamos unidos, todos unidos contra la enfermedad que nos estaba castigando como una plaga bíblica.

Pero una vez volvamos a la rutina, que todo lo marchita, o no, es muy posible que nos miremos, pero no desde la ternura, no desde la vulnerabilidad. Porque en esos momentos, cuando te sientes dependiente y vulnerable, en esos momentos es cuando más te alegras de ver que puedes confiar en el resto del mundo.

Sé que en el instituto más de uno y de una pensabais en mi, pero no me llamabais porque no teneis mi teléfono, ya que sois alumnado, o no me pusisteis un mail porque soy "el profe" y cuesta hacerlo. Pero como ya sabeis me conformo con que os hayais acordado de mi. Y esa certeza sí que la tengo. Para vosotros y vosotras mi agradecimiento. Y para los que sí teneis el teléfono, solo colegas que no alumnos por supuesto, gracias por llamarme. Reconfortais como poco y en la mayoría de los casos me haceis feliz.

La canción es Year of the Rat y la canta Badly Drawn Boy. Todo un descubrimiento, lo reconozco.

¿Es para ti un descubrimiento esta entrada? Si es así, cuéntame por qué...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada