domingo, 28 de octubre de 2012

Nada puede fallar, ¿o quizá si?

Eso pensamos a menudo. Nada puede fallar. Lo tengo todo controlado.

Ilusión, tan solo se trata de un espejismo, que nos ayuda a seguir hacia adelante. Y si las cosas fallan por lo menos se produce aprendizaje, y eso nos anima a continuar con decisión. De todo se aprende en esta vida.

A veces preparamos clases, creamos presentaciones, los alumnos hacen exámenes, los padres fijan objetivos para sus hijos... donde todo está previsto. Donde pensamos que nada puede fallar.

Tan solo una ilusión. La ilusión del control. En la vida siempre hay que tener cintura y perspectiva. Mucha perspectiva.

Mirad como pueden cambiar las cosas en función de la perspectiva de cada persona. Porque cada persona es un mundo y vive las cosas desde su punto de vista. Porque el mapa no es el territorio. Que lo disfruteis. A mi me parece, aparte de original y divertido, humano cien por cien.



 

Y a ti,  ¿qué te parece?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada