domingo, 30 de septiembre de 2012

Ser un equipo: Espartanos, ¿cuál es vuestro oficio?

Cuando un equipo funciona cada persona sabe cuál es su lugar, qué se espera de él, a quien debe ayudar, con quien debe complementarse, cuál es su aportación...

Solo entonces es cuando se producen las sinergias y cuando sale lo mejor de cada uno.

Hace unos días un par de alumnos brillantes competían en clase de 4º de ESO por ver quién había resuelto un ejercicio de manera correcta. Se pisaban el uno al otro en un debate estéril. En un arranque de los míos les dije que ya había oído bastante y que hicieran el favor de mantener silencio. Acto seguido les hice ver que en clase somos un equipo, que nuestra función es ayudarnos los unos a los otros a conseguir, como mínimo, aprobar matemáticas, pues nuestras miras deben estar en obtener nota.

Me miraron como si estuvieran viendo a un extraterrestre. Les dije que les estaba hablando completamente en serio. Que las disputas nos conducían a una vía muerta, a una competencia desleal y a la situación de perder-perder. Les aseguré que si colaboraban entre ellos ambos sacarían mejores resultados y además el resto de la clase les agradecería su esfuerzo, ya que todos aprenderíamos con ellos.

Para acabar les dije que si somos un equipo, y todos sabemos cuál es nuestro lugar en él, si colaboramos entre nosotros, el curso será mucho más entretenido, más llevadero y más fructífero. Rematé la cuestión con un "Si quereis, podeis".

Hoy ya no compiten, hoy me machacan a preguntas, su curiosidad no tiene límite. Me hacen un profesor feliz.

 Podríamos decir que "Espartanos, ¿cual es vuestro oficio? es la versión más antigua del archiconocido "Uno para todos y todos para uno". Es una versión mucho más bárbara si quereis, y mucho más impactante.

Sé que está sacado de contexto, lo sé. Pero me encanta esta escena. Me hace recordar que mis alumnos, cuando confían en si mismos, son auténticos espartanos. No dan tregua. Valientes decididos a acometer grandes empresas.

Sea como fuere, equipo por encima de todas las cosas, en clase, en casa, en la vida...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada